Corazones malheridos

8.571
Una aspirante a música y un marine a punto de irse a Irak deciden casarse por conveniencia. Pero una tragedia pronto convierte su relación falsa en algo muy real.Corazones malheridos Critica: Pongo este título porque no es muy común encontrar buenas películas románticas en las plataformas. Y por fin, podemos afirmar que Netflix tiene una película más en su catálogo que merece la pena ver si te gusta el género. Estamos ante un drama romántico con una buena trama, personajes que te atrapan y una gran banda sonora. Está claramente escrita para el lucimiento de Sofia Carson. Que lo aprovecha y se luce actuando, cantando y estando guapísima (muchísimo) durante toda la película. Los demás actores están correctos y hay buena química entre los protagonistas.Corazones malheridos Como aspecto negativo, es una película cargada de clichés, pero aún así no molestan demasiado en su conjunto. Es más, esta cinta es la demostración de que una película puede tener clichés y aún así estar bien hecha. Y nunca entenderé la manía de cambiarle el título a las películas. La película se llama realmente "corazones púrpura" y en cuanto la ves, entiendes el significado. Absurdo cambiarle el nombre a "corazones malheridos", que además es un pésimo título. En definitiva, si eres de los que les gusta el género romántico pero no te atreves a ponerla por la gran cantidad de pelis malas de este género que salen en estas plataformas, mi consejo es que la veas. Esta sí merece la pena.Corazones malheridos
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 06/08/2022 3.16 GB 71 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Cómo me enamoré de un gánster

Crimen Drama
6.4

Una misteriosa mujer relata el ascenso y la caída de Nikodem "Nikos" Skotarczak, uno de los mayores mafiosos de la historia de Polonia. Inspirada en una historia real.Cómo me enamoré de un gánster Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Cómo me enamoré de un gánster

Espíritu de lucha

Drama Historia
7.4

Perseguido por su misterioso pasado, un devoto entrenador de fútbol de la escuela secundaria lleva a un escuálido equipo de huérfanos al campeonato estatal durante la Gran Depresión e inspira a una nación rota en el camino.Espíritu de lucha Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Espíritu de lucha

Una entrevista con Dios

Drama Misterio
6.6

Un ex veterano de guerra y actualmente periodista comienza una entrevista con alguien que dice ser Dios. Una entrevista con Dios Critica: “Una entrevista con Dios” es una película dirigida por Perry Lang y escrita por Ken Aguado. Está protagonizada por David Strathairn, Brenton Thwaites, Yael Grobglas, Hill Harper y Charlbi Dean Kriek. “Una entrevista con Dios” nos cuenta la historia de un ex veterano de guerra y actualmente periodista (Brenton Thwaites), quien comienza una entrevista con alguien que dice ser Dios (David Strathairn). La película presenta una idea bastante interesante e incluso con el tráiler puede llegar a atraparnos por simple curiosidad. Si bien la cinta mantiene esa incertidumbre y dentro de todo tiene ese plus de singularidad, decae demasiado con el pasar de los minutos. Los diálogos y todo lo que se habla en relación a la entrevista no es nada que no hayamos visto ni oído en series, films o hasta en nuestras clases de catequesis. Puede llegar a tener cierto trasfondo lo que se nos muestra y se nos dice no solo sobre el mismo Dios, sino también de la salvación, de todos los problemas que presenta el mundo (enfermedades, guerras, etc.) pero realmente tampoco es una película que te deje pensando o reflexionando sobre lo que ves o lo que escuchaste. Todo, a su vez, está envuelto en un drama principalmente enfocado en el personaje de Brenton, que está bien delineado. Este personaje es el que presenta un desarrollo más logrado y que se sustenta a partir de una excelente actuación, mostrando las diversas facetas que el protagonista tiene que mostrar (felicidad, ansiedad, tristeza, desesperación); mientras que Dios (Strathairn), como mencionamos antes, resulta un rol interesante pero se queda bastante corto con lo que podemos esperar de él. La banda sonora se complementa bastante bien no solo con la historia sino con la ambientación que presenta la cinta y los pocos escenarios presentes en la trama. La fotografía también está muy buena, sobre todo con los lugares exteriores que podemos ver. En resumen, “Una entrevista con Dios” tenía una buena propuesta para dejar un mensaje o profundizar más la relación entre Dios y el hombre, quedándose bastante corta pero con un drama bien logrado.

Rápido y furioso: Reto Tokio

Acción Crimen Drama Suspense
6.2

Shaun Boswell es un chico que no acaba de encajar en ningún grupo. Su única conexión con el mundo de indiferencia que le rodea es a través de las carreras ilegales, lo que no le ha convertido en el chico favorito de la policía. Cuando amenazan con encarcelarle, le mandan fuera del país a pasar una temporada con su tío, un militar destinado en Japón. En el país donde nacieron la mayoría de los coches modificados, las simples carreras en la calle principal han sido sustituidas por el último reto automovilístico que desafía la gravedad, las carreras de "drift" (arrastre), una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión en el salvaje mundo de las carreras de "drift", Shaun acepta ingenuamente conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida. The Fast and the Furious: Tokyo Drift Rápido y furioso: Reto Tokio Critica: Si tu novia la Jessy te pide un día que veáis una peli ahí guapa, ten en cuenta que debes elegir una que, a la vez que os entretenga, os haga ver la vida de color de rosa. Aparca tu Seat León amarillo y vete corriendo al videoclub más cercano para disfrutar de este espectáculo sin parangón en el mundo del cine. A veces, sólo a veces, el séptimo arte eleva nuestro espíritu a cotas que de otra manera sería imposible soñar. Como unas llantas de aleación de fibra de carbono que vienen de serie y por las que no tienes que pagar. Pues algo así. Rápido y furioso Porque sí, querido amigo, Hollywood ha hecho la versión definitiva del clásico, la revisión mejorada y corregida como por arte de subwoofer de la ya mítica "chu fas chu furius". Pero ahora con chinos y mogollón de gente con tatoos. Tokyo Race es un trepidante thriller de acción situado en Tokio (Race). Bajo el pretexto de una carrera, el genial director Justin Lin nos ofrece una romántica visión de la vida, de los deseos más hondos y nobles del ser humano, para llevarnos a 312,3 km/h por la carretera de los sueños. Si creías que tus papás tenían razón al decir que estudiaras, esta obra te demuestra que estaban equivocados. Lo que importa en la vida es tener el buga to guapo, que sea capaz de coger los 200 km/h y que tenga sitio en el cristal tintado de atrás para poner el nombre de tu churri y el tuyo con la bandera de España. Así podrás competir por las carreteras de Castilla con señores de 70 años a los que les pasarás como un bólido, demostrando que la tienes más grande que ellos y que su vida se ha consumido en un sinfín de proyectos absurdos que culminan a menos de 60 km/h en una vía rápida de Benavente. Rápido y furioso

Emboscada final

Crimen Drama Suspense Thriller
6.7

El legendario legislador Frank Hamer y Manny Gault, dos ex Rangers en el momento en que Bonnie & Clyde comenzó su reinado de robo, son comisionados como investigadores especiales, convencidos por un consorcio de bancos para armar un grupo y terminar con el robo del conocido dúo mató a 13 policías y otros. Emboscada final Critica: Una película que podrías imaginar como un viaje de acción. Bueno es lo contrario que de lo que te imaginas estamos ante la presencia de una película que nos relata una historia de personajes con algo de acción No es que sea una mala película, por el contrario es una película bien lograda e intensa. Y eso se lo debemos en exclusiva a sus dos estrellas de reparto que son un Kevin Costner que luce su talento al servicio de un personaje tan forajido como los dos que intentan dar fin. Como escudero fiel tenemos a un Woody Harrelson que nos regala una interpretación calmada, sobria y precisa. Estamos ante una combinación de talento en pantalla que no escatima en demostrar que están al servicio de brindarnos una gran mirada de dos Texas Rangers que son los mejores en su lugar. El buen relato que nos brinda John Lee Hancock en su dirección hace que nos tomemos todo el tiempo del mundo en conocer las razones de estos dos Policías para emprender este viaje contra Bonnie Y Clyde. Sin embargo tenemos puntos flojos en la película y precisamente es debido a enfocarse a los personajes y dejar de lado un poco la acción de dos personajes que están siendo el temor de carretera. Claramente hay momentos en que la película necesita que tengamos adrenalina y no tanto diálogo o tensión. Si bien la película logra tensionar momentos es la falta de emoción lo que nos hace tener una película demasiado tranquila cuando la vemos. Una BSO acorde, una fotografía preciosa y uno que otro plano extraordinario, este road trip que nos propone The Highwaymen es una interesante película que resalta gracias a su pareja protagónica y una historia que no deja de ser interesante por sí sola. Una buena apuesta de netflix que cumple su cometido y sale adelante dejando sensaciones positivas.

Elige o muere

Drama Suspense Terror
5.1

Una universitaria arruinada decide jugar a un oscuro juego de ordenador de supervivencia de los años 80, en busca de un premio no reclamado de 125.000 dólares. Pero el juego la maldice y se enfrenta a peligrosas decisiones y a retos que alteran su realidad. Tras una serie de momentos inesperadamente aterradores, se da cuenta de que ya no juega por el dinero, sino por su vida.Elige o muere Critica: Hay un género nuevo de películas con la misma energía que las películas de la siesta de Antena 3 un sábado por la tarde, y Netflix es su mayor representante.Elige o muere Estas películas de bajo presupuesto, con algún actor que esta consagrando poco a poco su fama (Hola, Asa Butterfield) están hechas como comida basura. En un par de años no recordaremos habernos comido esta hamburguesa y si lo hacemos, lo haremos con poco cariño: "Ah bueno, si, me suena"... "Pues igual la he visto"... "¿Y si vemos otra cosa?"... Esta hecha para salir, ser promocionada a lo grande para que sus targets lo vean rápido y morir en el fondo del catálogo de Netflix. Unos personajes planos (Que malo es el Sr. Malo del Edificio Malo), unos sustos que dependen totalmente de los "chillidos" de rata que resultan tan molestos al espectador y una historia que podrías escribir al terminar tu primer año haciendo guión en la escuela de cine. Y aun así, me encantó. Buscaba una película con la que no pensar, la que tener un poco de fondo mientras hacía otras cosas y esta ha cumplido. No esperes que te cambie la vida, solo es una hamburguesa más para hacer el fin de semana mas llevadero.Elige o muere