Dios de la guerra

Durante el siglo XVI, los piratas japoneses proliferan a lo largo de la costa china. En 1557, los piratas toman Cengang en Zhejiang. Después de meses de vanos avances, el Comandante Yu (Sammo Hung) finalmente los derrota bajo la dirección del recién ascendido General Qi (Vincent Zhao). Los piratas, sin embargo, logran escapar. En 1561, los piratas se reagrupan y atacan de nuevo las ciudades costeras de China. Con las dos ciudades de Xinhe y Taizhou bajo ataque, el ejército de Qi está atrapado entre dos fuegos. A pesar de que la mayoría de los miembros de la familia de sus soldados se encuentran en Xinhe, Qi toma la decisión difícil de ir a Taizhou y deja a su esposa a cargo de la lucha contra los piratas en Xinhe, sabiendo que la derrota del equipo de élite de los piratas en Taizhou traer paz duradera a las ciudades costeras. Dios de la guerra Critica: God of War, película del director chino Gordon Chan, presenta la lucha entre los piratas y el ejercito oficial en el siglo XVI. No soy muy conocedor del cine bélico, no es mi genero favorito, sin embargo las escenas de lucha estan muy bien trabajadas, además las actuaciones ayudan a realzar el transcurso de la historia. faltó a mi parecer, más de las tradicionales artes marciales de Vincent Zhao. La historia tiene algunos tropiezos en el guion, se hace lenta en algunas partes pero la puesta en escena y las batallas hacen pasables las 2 horas que dura.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 09/06/2020 2.06 GB 913 Descargar
1080p Dual Español Latino 09/06/2020 2.06 GB 177 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El canto del lobo

Acción Bélica Drama Suspense
7.7

Ante una inminente guerra nuclear, un militar experto en acústica submarina debe demostrar con la ayuda de su oído, que las cosas no son como parecen ni como suenan. El canto del lobo Critica: En la jerga de los tripulantes de submarinos "la canción del lobo" es el sonido del sonar cuando detecta y localiza la posición de otro submarino. A las personas que tienen una capacidad excepcional auditiva les llaman "oído dorado" (l’Oreille d’Or) ellos son los encargados de detectar todo tipo de ruidos en el sonar de los submarinos. Estamos ante una gran pelicula de accion francesa sin nada que envidiar a producciones estadounidenses del tipo de "Marea roja" o "La caza del octubre rojo" y que los productores no han dudado en dejarle dirigir al guionista Antonin Baudry por primera vez. Un escritor conocido por el guión de "Crónicas diplomáticas" (Quai d'Orsay de Bertrand Tavernier) que firmó con el seudónimo de Abel Lanzac. Luciendose con esta ópera prima bastante redonda de 20 millones de euros de presupuesto. Chanteraide (François Civil) tiene el don inusual de reconocer el origen de cualquier sonido con una agudeza excepcional. Esto le sirve para manejar el sonar a bordo de un submarino nuclear francés. Pero un error de juicio lo devuelve en la vida civil, hasta que una tensión internacional hace que se dispare un misil nuclear ruso hacia Francia. El plan de disuasión nuclear se activa, hay serio peligro de desencadenar un conflicto mundial apocalíptico. El puede ayudar a resolver la grave situación... Mathieu Kassovitz, Omar Sy y Reda Kateb actores más veteranos interpretan bien sus papeles, pero quien destaca es el joven Francois Civil un héroe con mucha personalidad que se come la pantalla. El director también está rodeado por un gran equipo tenemos a Tomandandy en el Score, Saar Klein y Nassim Gordji Tehrani en la edición y una espectacular fotografía de Pierre Cottereau con buenos decorados de el interior del submarino. Una extraordinaria secuencia de apertura de 20 minutos nos da la idea de la tensión en la que se va a mover la película, y la verdad es que no defraudan sus dos horas muy intensas de metraje. Estrenada en Francia en Enero de este año y en algunos países europeos, ha sido comprada por Netflix para su distribución mundial.

Yo, robot

Acción Ciencia ficción Thriller
6.9

En el año 2035, los robots son unos dispositivos que usamos todos los días y en quienes confiamos, excepto un detective paranoico (Smith), investigando lo que solo él cree que es un crimen perpetrado por un robot. El caso lo lleva a descubrir algo aún peor que amenaza la raza humana. Will Smith protagoniza este thriller de acción inspirado en la clásica colección de relatos cortos de Isaac Asimov, y llevado al cine por el dinámico y visionario director Alex Proyas (Dark City, El cuervo). En esta película se emplean las más modernas y espectaculares técnicas de efectos visuales para dar vida al mundo de los robots. Yo, robot Critica: Por muchas de las críticas denostantes que he leído, deduzco que ni la mitad tiene reciente los relatos de Asimov, si es que alguna vez los han llegado a leer. En casi todas ellas se lamenta que se haya ensuciado su nombre, que el guión no respete para nada su "Yo, robot", que si patatín, que si patatán. Bien, pues esto es una sarta de tonterías. La semana pasada me leí el libro y ayer vi la película, y os puedo decir que ésta es como el relato número 10 que no aparecía en la novela; es una historia construida a base de fragmentos de los nueve "cuentos". Vale, yo también lamenté que se mezclara todo este universo robótico en el que se plantaban juegos de lógica y moral con el cine de acción comercial más flipado, que se otorgara el protagonismo al registro cómico más inadecuado de Will Smith (aunque yo os aseguro que como actor dramático puede dar muchísimo juego, y en esta película ofrece un par de momentos muy intensos); pero no me obcequé y pude ver claramente que las bases del guión son tan "sólidas" como las de cualquiera de los relatos (entrecomillo sólidas porque los pilares de los relatos también tenían sus puntos débiles; y os lo está diciendo alguien que se ha dedicado durante una temporada a la robótica, por si esto sirve de contrafuerte a mis argumentos). Se aleja de la novela en los personajes de Lanning –no era un tipo tan afable como aquí– y Susan –era una robopsicóloga fea y amargada–. Pero lo del robot que toma conciencia, lo del ordenador central que manipula la estructura política y social, entre otras muchas cosas, son ideas que se pueden encontrar en el libro y que hacen que el guión sea más firme de lo que es habitual en este tipo de producciones.

La noche que salvamos a mamá

Acción Familia
7.1

Durante una fiesta de pijamas con sus mejores amigos, dos hermanos descubren que su madre, Margot (Malin Akerman), no es lo que parece. Ahora es un ama de casa normal y corriente, pero fue una ladrona de guante blanco que se acogió al programa de protección de testigos. Cuando ella y el padre de los niños (Ken Marino) desaparecen, obligados a dar un último golpe con el ex novio de Margot (Joe Manganiello), los hermanos deciden formar un grupo para rescatarla a lo largo de una noche repleta de acción. La noche que salvamos a mamá Critica: Una noche de locos empieza como una canónica película para pubescentes en trance de asistir al instituto. Niño bocazas, hermana estudiosa, invitaciones a fiestas y vergonzantes vídeos virales. De paso también conocemos a la familia Finch. El niño bocazas es Kevin Finch (Maxwell Simkins) y la hermana estudiosa es Clancy (Sadie Stanley). Sus padres son Ron y Margot Finch (Ken Marino y Malin Akerman). Kevin es un poco desastre y Clancy es vista con desdén por las chicas populares de la clase. Nada nuevo bajo el sol; todo parece surgido de cualquier lugar del Disney Channel. Como no podía ser de otra forma, las relaciones con los padres son bastante mejorables. Margot protege con demasiado esmero a sus hijos (sobre todo a Clancy) y Ron es un padre excéntricamente alegre. Kevin y Clancy ven a sus padres como unas personas prosaicas, sin ningún encanto particular. No obstante, se avecina una peripecia que mostrará algunas facetas que, de algún modo, todos tienen ocultas. Algo se barrunta ya desde el inicio de lo que será Una noche de locos. Niños traviesos pretendidamente adorables y rebeldía adolescente corriente y moliente. De guarnición, una ráfaga de chistes casi a ritmo de sitcom, de los cuales no muchos dan en el blanco. *La doble vida de mamá Llega un momento en que Una noche de locos cambia de tercio. Todo parece, dentro de lo que cabe, de lo más normal. Un amigo de Kevin, Lewis (Lucas Jaye), viene a casa de los Finch a dormir, mientras Clancy medita un plan para escaparse a una fiesta sin que sus padres se enteren. El thriller enseña la patita cuando los padres, esto es Margot y Ron, son secuestrados. Poco a poco se descubre que en realidad Margot tuvo un pasado como ladrona de alto standing y que cuando se casó estaba en un programa de protección de testigos.

El señor de los anillos: La comunidad del anillo

Acción Aventura Fantasía
8.3

En la Tierra Media, el Señor Oscuro Saurón creó los Grandes Anillos de Poder, forjados por los herreros Elfos. Tres para los reyes Elfos, siete para los Señores Enanos, y nueve para los Hombres Mortales. Secretamente, Saurón también forjó un anillo maestro, el Anillo Único, que contiene en sí el poder para esclavizar a toda la Tierra Media. Con la ayuda de un grupo de amigos y de valientes aliados, Frodo emprende un peligroso viaje con la misión de destruir el Anillo Único. Pero el Señor Oscuro Sauron, quien creara el Anillo, envía a sus servidores para perseguir al grupo. Si Sauron lograra recuperar el Anillo, sería el final de la Tierra Media. The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring El señor de los anillos señor Critica: El mundo se ha vuelto loco. Y el hombre se ha amoldado a la locura no queriendo marchar a baja revolución. Tenemos prisa para todo. Si el semáforo cambia a rojo para el peatón justo cuando este pretendía cruzar se crispa. ¿Por qué?, ¿Qué más da esperar tres minutos más?. Platos precocinados para ahorrarse quince minutos en la cocina ; ir en coche a la vuelta de la esquina para llegar dos minutos antes; dejar para otro momento el banco si la fila que forma la clientela se advierte larga... queremos un ritmo de vida acelerado condenándonos a nosotros mismos a ser esclavos del tiempo. Incluso al cine acabó afectándole nuestra impaciencia. Si tienes ante ti dos films; uno de 90 minutos y el otro de 180 te vas para el primero. Tragarse tres horas de película cuesta. ¿A qué se debe? Se supone que si te apetece una historia en concreto no debería importar que fuese excesivamente larga. Sin embargo este factor puede echar para atrás y hacer que desistamos en el intento. Preferimos quedarnos con cualquier zurullo de hora y media aun sabiendo que no es más que eso; mierda. El señor de los anillos señor Por ello hoy el dinamismo y los atajos en una película parece fundamental para que esta funcione como tal. Es lo que pide la gente; pim, pam, pum, fuego y a otra cosa. Sin embargo en contadas ocasiones es un deber y una obligación meter pasmosidad. El señor de los anillos te la relatan en nueve horas. Tres pases, a tres horas cada una. En su primera; la comunidad del anillo, usan sus 180 minutos para contar un paseo, pero es que es necesarios: La Tierra media no se puede visitar de pasada, hay que pararse en cada rincón de ella y disfrutarla. Es como ir hasta La Toscana para sentarte en una cafetería y de allí volverte para el avión. Imperdonable. El señor de los anillos señor

Ida Red: el precio de la libertad

Acción Crimen Drama Suspense
5.9

La delincuente habitual Ida 'Red' Walker está luchando contra una enfermedad terminal mientras cumple una condena de 25 años en el estado corrupto de Oklahoma. Le queda poco tiempo de vida. Su hijo, Wyatt Walker, se ha encargado del negocio familiar junto a su tío. Cuando un trato fracasa, el detective local y cuñado de Wyatt, Collier, se une a un agente del FBI para localizar al responsable.Ida Red: el precio de la libertad Critica: Viendo las tímidas notas y los "reguleros" comentarios que hacían los críticos, me planteé si verla o no, pero al final me decidí por la trama y por los actores, y no me arrepiento. El film te mantiene, te engancha y no te saca bostezos (como Nomadland o El poder del perro, con sus nueves y dieces absurdos). Está bien hecha, la música no es buena pero tampoco es mala, los actores y actrices, correctos, y el argumento es original aunque poco creíble, claro. Por ponerle un pero, se lo pongo a la resolución de la película, porque no hay por dónde cogerla, pero quitando esos 5 minutos del final, cumple, y eso es lo que queremos los cinéfilos, ¿no? que el producto final nos entretenga y nos haga disfrutar.Ida Red: el precio de la libertad Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Ida Red: el precio de la libertad

Capturado

Acción Suspense
6.6

Escondido con su hijo Taylor en la costa mexicana, Nero espera dejar atrás su violenta carrera en las Fuerzas Especiales. Pero después de que la casa de Nero es atacada y Taylor es secuestrada, el misterioso Mzamo ordena a Nero que masacres a los miembros de tres sindicatos criminales rivales. Si falla, Taylor morirá. Ahora, con las balas volando y los cuerpos cayendo mientras Nero completa su misión, corre para encontrar el escondite de Mzamo y buscar venganza....Capturado Critica: ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia....Capturado