Fresh

6.9
Thriller sobre los horrores de las citas modernas vistos a través de la desafiante batalla de una joven para sobrevivir a los inusuales apetitos de su nuevo novio.Fresh Critica: 'Fresh’ es cocina fusión, un plato que mezcla la típica comedia romántica con el Hannibal Lecter más empresario. Eso no significa que se trate de algo innovador, tiene un sabor que ya conocemos pero la técnica es nueva o por lo menos actualizada. En cada bocado podemos detectar matices que nos recuerdan a otras películas, claramente ‘American Psycho’ es un referente, pero en general la historia está bien traída a nuestros tiempos.Fresh La relación de amistad entre las protagonistas se percibe muy genuina y actual, así como los momentos cómicos estilo ‘sitcom’ que amenizan la velada. Y tampoco falta esa banda sonora para cada ocasión que suena a puro sarcasmo. Todo ello evidencia ingenio pero sobretodo sentido del humor detrás de la cámara. Otra prueba es presentar los créditos iniciales cuando ya se te habían olvidado. No hay escenas demasiado duras para el público más sensible ya que la película busca encajar en los estándares del Disney más adulto. En cuanto al ritmo, el nudo se vuelve un poco indigesto porque ya conocemos por dónde van los tiros, solo deseamos un acto final que nos sorprenda pero que desgraciadamente nunca llega. Me hubiese gustado un remate más retorcido y ambicioso, se queda algo soso y correctamente empaquetado como en una de esas ‘cajas experiencia’. Hecho en falta el atrevimiento de ‘Una joven prometedora’ (2020).Fresh Por supuesto es un filme con cariz feminista, o como quieran llamarlo, en el que la sororidad cobra especial importancia (ese término del que hace apenas dos días desconocíamos su existencia). Y no, no me siento ofendido. A pesar de que rechaza cualquier oportunidad de redención hacia el género masculino lo hace de una forma muy desenfadada.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 07/06/2022 2.30 GB 77 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Dead Reckoning

Suspense
6.5

India Eisley (Underworld Awakening) protagoniza el papel de Tillie Gardner, una niña que se ha visto conmovida hasta la médula por la trágica muerte de sus padres en un accidente de avión hace unas semanas. Se las arregla con la ayuda del taxista local Niko (K.J. Apa, Riverdale), con quien comenzó un romance de verano en la isla de Nantucket. Pero lo que no sabe es que Marco (Scott Adkins, Doctor Strange), el hombre que saboteó el avión de sus padres, va camino de Nantucket para poner en marcha otro terrorífico plan. ¿Puede ella descubrir su oscuro secreto y reunir su ingenio para detenerlo a tiempo?Dead Reckoning Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Dead Reckoning

En el frío de la noche

Crimen Drama Suspense
5.5

La propietaria de un motel (Alice Eve) es raptada junto a su hija (Ursula Parker) por un criminal al borde de la ceguera (Bryan Cranston), para que sea sus ojos y tratar de recuperar el dinero de un policía corrupto (Marshall-Green).Cold Comes the Night noche Critica: El rotundo éxito de crítica y público cosechado por la notable serie, Breaking Bad, ha hecho que la fama de sus dos intérpretes protagonistas alcance cotas inesperadas para ambos y que ahora las productoras se los rifen para contar con su presencia en diversas películas. Sirvan como ejemplo las recientes, En el frío de la noche y Need for Speed. noche En el frío de la noche es una clara producción de corte televisiva, apoyada en un argumento sencillo, en el que una mujer y su hija serán atormentadas por un criminal al borde de la ceguera que debe recuperar el dinero de un policía corrupto. El punto de partida del argumento sobre el papel resulta atractivo e interesante, pero lo cierto es que peca de tener un desarrollo previsible, donde el relato no logra aportar nada nuevo, nutriéndose en exclusiva del buen trabajo ofrecido por Bryan Cranston, el actor protagonista de la reputada serie, Breaking Bad. Sin duda, lo más destacado de la película es la presencia de Bryan Cranston, que no solo sirve como reclamo comercial, sino que ofrece una interpretación llena de intensidad y matices que mantienen el interés por el desarrollo de una historia endeble. El trabajo de Cranston es notable, pero el personaje que interpreta no se aleja del interpretado en la serie de Breaking Bad y, el actor, corre el riesgo de terminar por ser encasillado en este tipo de personajes, haciendo que su éxito se convierta en su propia losa. Esperemos que le ofrezcan en un futuro otro tipo de papeles. noche Los responsables de la película ofrecen un ejercicio de suspense y tensión precocinado, manejando los ingredientes habituales de este tipo de producciones sin lograr ofrecer un producto destacado. Todo lo que ofrece se ve con la misma facilidad que se olvida. Un trabajo insulso e intranscendente. Cuenta con momentos puntuales de tensión, bien construidos, que sirven de relleno para un argumento que no da para mucho y que presenta problemas de. noche

El llanto del diablo

Terror
4.8

Una familia huye de su pasado intentando comenzar una nueva vida, sin embargo todo acabara mal después de que se cruce en su camino un carismático pero perturbado hombre salido de la nada. Los hecho tendrán lugar en una ciudad de la que se cuenta se supone que es unas de las siete puertas al infierno que existen en la Tierra. Nothing Left to Fear El llanto Critica: La peli va de una familia que se muda a un pueblito de Cansas-siti donde el padre ejercerá como nuevo pastor de la iglesia local. Todo parece ir de perlas pero en realidad el pueblo oculta un terrible secreto; sus habitantes necesitan hacer sacrificios para apacigüar la ira de un espíritu viejuno. Un día una de las hijas es entregada en sacrificio al espíritu, transformándose en un engendro con los ojos más negruzcos que el culo de un grillo. El resto de la peli es, corre que te pillo, mira como se me hunden los ojos, tela como se me deforma la boca, me da igual que corráis os atraparé igualmente y toda esa gaita, pero sin gracia, sin pretensiones ni aspiraciones a engancharte lo más mínimo. Tonta, tontísima, menudo trufo. Por cierto, después de tragármela entera sigo sin comprender porqué carajo mataban a las ovejas. El llanto Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. El llanto Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. El llanto

El encargo

Crimen Drama Suspense
5.3

Un criminal llamado Jack espera a su jefe en un motel de mala muerte, después de matar a varios hombres y huir con una misteriosa bolsa, cuyo interior no debe mirar. Con la ayuda de una esquiva prostituta, Jack debe enfrentarse a asesinos a sueldo, matones y policías corruptos, interesados en el contenido de la bolsa. El encargo Critica: El Encargo' es un extraño y desconcertante thriller que supone el debut como director de David Grovic, el cual no encuentra nunca el tono adecuado por expresarse en una película que utiliza algunos recursos del cine negro clásico, con espacio incluso para la inevitable femme fatale, pero los combina con un guión que apuesta por el impacto de lo absurdo, pero sin profundizar en el humor como debería, basando todo su guión de principio a fin en una débil premisa a modo Macguffin y con forma de maletín. El encargo 'El Encargo' podría ser salvable con una mayor definición de objetivos. Su mayor acierto reside en situar la acción casi exclusivamente en un motel de carretera solitario y sórdido lleno de personajes extravagantes que podría haber dado mucho juego y proponer un divertimento lleno de suspense, pero lamentablemente, todo parece una mera excusa, una pose de autor que juega a lo raruno o lynchiano, pero sin el poder de sugestión de las obras del loco de Missoula como 'Carretera Perdida' (1997), a las que parece remitirse en su estética y simbología. Nada más lejos de la realidad. Aquí todo suena hueco, un noir casi de serie B, con un trabajo efectivo de Steve Mason en la fotografía, que sabe a cortometraje alargado y a posibilidades maltrechas por su falta de ideas propias. El encargo 'El Encargo' está protagonizada, sin embargo, por dos grandes de la pantalla como John Cusack y Robert De Niro, que uno no sabe muy bien como llegaron hasta allí o si la necesidad económica les impide seleccionar sus proyectos actuales, lo único cierto es que se entregan rutinariamente a sus personajes y parecen divertirse haciéndolo. Junto a ellos, la escultural Rebecca Da Costa, explota al máximo su sensualidad para atraer con su escasez de ropa a los cinéfilos que queden despiertos en una obra menor que si hubiera jugado con rotundidad la baza del humor absurdo podría haber salido mucho mejor.The Bag Man El encargo

Zona 414

Ciencia ficción Misterio Suspense
5.5

En un futuro cercano, en una colonia de robots de última generación, el creador de la colonia contrata a un investigador privado para llevar a casa a su hija desaparecida. Critica: No importaría que Zone 414 fuera una copia de serie B de Blade Runner si la película contara algo que no hubiésemos visto ya hasta la saciedad o planteara temas de fondo aunque ya se hubiera hecho en otras producciones. Pues ni lo uno ni lo otro. La historia es la de siempre: Detective contratado por millonario para averiguar el paradero de su hija en la ciudad de las máquinas en un mundo distópico supuestamente futurista. El problema del film es el mismo que tiene el cine actual: No hay guion. A una propuesta argumental de cine negro más que trillada se le suma un guion que pretende ser profundo y solemne y termina siendo irritante, pomposo y desencajado. A la media hora, como en la mayoría de las películas actuales, ya sabes todo lo que va a pasar y la película termina por echarte si es que conseguiste entrar. Entonces tan solo queda entretenerte viendo cada detalle clonado cutremente de la obra maestra de Ridley Scott como ese plano aéreo de la ciudad con el que se abre la película, la imitación insulsa de la banda sonora de Vangelis, esos focos que inundan los interiores, ese Deckard y esa Rachel que hacen lo que pueden, ese Tyrell sobreactuado hasta el ridículo.

Maggie

Drama Misterio Terror
5.3

Un peligroso virus se está extendiendo por todas partes infectando a los habitantes de todo el mundo. Maggie es una joven adolescente de 16 años que vive junto a su familia en una pequeña granja de los EEUU. El virus avanza y Maggie termina infectada. Wade, el padre de la niña, no está dispuesto a renunciar a su pequeña y dejar que la aparten y aíslen en su agonizante y peligrosa transformación en un muerto viviente.Maggie Critica: No es de extrañar que algunos actores decidan desencasillarse de un tipo de registro. El problema es cuando nos enfrentamos a casos como el que nos ocupa en el que el actor no es sólo un actor, sino un género por sí mismo. Nadie puede negar que Arnold Schwarzenegger tiene en su carrera varios de los mejores títulos de acción y ciencia ficción de los 80 y 90. Sin embargo, hay un sector del público bastante generalizado que ni siquiera ha decidido darle una oportunidad a esos clásicos recientes porque en los créditos aparece ese nombre cuasi impronunciable con sabor a Europa central y esculpido en acero macizo. Los que nos criamos viendo películas como Terminator, Depredador, Desafío Total o Mentiras Arriesgadas, lamentamos la retirada de la gran pantalla de Arnold, debido a que alegó no poder compaginarla con su vida política. A algunos que no nos habíamos olvidado de él, nos causó cierto cosquilleo el anuncio de su vuelta al ruedo. Desafortunadamente, en todos los proyectos que ha seleccionado desde entonces, le hemos visto como una parodia de sí mismo; la sombra de una imagen demasiado fornida, demasiado pesada para mantener. Pero uno seguía viendo sus películas. No se sabe si por inercia o por el anhelo de aquella época, pero el caso es que así ocurría. En esta situación me encontré con Maggie, una peli que trata sobre la relación de un padre y su hija recién infectada por un zombie. En su desarrollo veremos como afronta tanto la chica como su familia estos fatídicos últimos días de vida. Antes de nada habría que advertir que no es una película de zombies al uso sino más bien una película intimista donde el contexto será quien desarrolle la historia. Es fundamental tener eso en cuenta si se quiere disfrutar, porque quien espere algo distinto estilo al Schwarzenegger de nuestra infancia o a las últimos estrenos de género zombie, puede llevarse un chasco.