Hard Luck Love Song

4.2
Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Hard Luck Love Song
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 03/05/2022 2.19 GB 33 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Killer Cheer Mom

Drama Película de TV Suspense
7.2

Cuando varias porristas son expulsadas de la escuela o lesionadas en circunstancias misteriosas, la nueva estudiante Riley comienza a sospechar que su madrastra podría ser la culpable.Killer Cheer Mom Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Killer Cheer Mom

Club Estambul

Drama
7.5

En el Estambul cosmopolita de los 50, una madre con un pasado turbulento trabaja en un club nocturno para reconectar con la hija rebelde que no pudo criar y ayudarla.Club Estambul Critica: Desde hace un tiempo, progresivamente y sin demasiado ruido, Turquía se ha ido convirtiendo en la segunda potencia productora y exportadora de telenovelas -los famosos culebrones- después de EE.UU. El éxito que la República otomana ha logrado en todo el mundo es incuestionable y sus producciones, vistas por millones de personas en más de 150 países, suponen una importante fuente de ingresos que retroalimenta la capacidad de su industria auidiovisual.Club Estambul Y ya que todo fenómeno tiene sus consecuencias -como en la famosa metáfora del aleteo de una mariposa-, paralelamente y al calor de tan sustanciales dividendos, las televisiones turcas están invirtiendo sabiamente en miniseries de excelente factura que ya comienzan a aparecer en las plataformas digitales de mayor difusión. Y una de ellas, “Nos conocimos en Estambul” -reseñada aquí por este cronista no hace mucho tiempo- constituye un buen ejemplo, ya que se trata de una magnífica miniserie que detalla los conflictos que subyacen entre las diferentes clases sociales de la sociedad de Estambul con la precisión, delicadeza y sensibilidad sólo al alcance de un selecto grupo de producciones. Y ahora encuentro en Netflix “Club Estambul”, otra gratísima sorpresa turca que he seguido con sumo interés durante sus diez intensos y dramáticos episodios ambientados en la década de los 50 en la hasta entonces cosmopolita, acogedora y tolerante ciudad de Estambul donde una mayoría mulsulmana convivía sin mayores dificultades con las minorías religiosas judías y cristianas principalmente, procedentes, en origen, de países limítrofes.Club Estambul Pero, en esos años, algo estaba cambiando en la antigua metrópoli del Bósforo. Un aire enrarecido se extendía peligrosamente, alentado por facciones nacionalistas en contra de los grupos minoritarios.Club Estambul Y en esa inquietante y tensa atmósfera se desarrolla esta apasionante historia basada en hechos reales, magistralmente contada, bien equilibrada y sólidamente defendida por un elenco de estupendos actores que se dejan jirones de piel en cada escena. En el “Club Estambul ”, una sala restaurante, de baile y espectáculo nocturno, situado en una de las arterias más elegantes y concurridas de la ciudad, convergen, por distintas razones y circunstancias, los diferentes personajes que vertebran la narración.Club Estambul El mismo lugar que, al finalizar la serie, les servirá de refugio en los aciagos días 6 y 7 de septiembre de 1955, cuando tuvo lugar un sanguinario pogromo desencadenado por la falsa noticia del bombardeo de la casa de Salónica (Grecia) en la que nació el venerado Atatürk, fundador de la República de Turquia. La noche cae implacable sobre Estambul mientras en el interior del club y alrededor de una mesa los perseguidos celebran haber salvado la vida. Pero es una celebración agridulce pues, al mismo tiempo, saben que, con toda probabilidad, habrán de iniciar una vez más el camino de un doloroso éxodo hacia algún incierto lugar en el que empezar de nuevo.

Operación Jacinto

Crimen Drama
6.5

Varsovia, 1985. En la Polonia comunista, con el telón de fondo de la "Operación Hyacinth" dirigida por la policía secreta, un joven oficial Robert investiga un caso de asesinato en la hermética comunidad gay. Cuando encuentra a un informante, Arek, un estudiante desprevenido y de espíritu libre, Robert se aventura por su cuenta para descubrir la verdad. En el proceso, Robert debe enfrentarse a sus demonios personales, a su estricto padre, a un oficial de la policía secreta y, al final, a las autoridades comunistas.Operación Jacinto Critica: En argot, la policía polaca denominaba "Jacinto" a un hombre homosexual. De ahí viene el título de esta muy interesante película, ambientada formidablemente en la Varsovia de los 80, previa a la caída del muro de Berlín. Un joven gay aparece asesinado y la policía inicia la correspondiente investigación.Operación Jacinto Con esta premisa se inicia este film, mezcla de thriller, denuncia social, y drama personal y colectivo en aquella Polonia anterior a la caída del comunismo que parece tan lejana, y por desgracia, tan cercana al mismo tiempo. Una Polonia en la que la comunidad gay era vigilada, controlada, y en ocasiones perseguida, como si fuera un elemento corruptor de un régimen que ya estaba corrompido tras décadas de dictadura pro-soviética. Un joven policía quiere esclarecer el caso y se tiene que enfrentar con las cloacas del poder, con sus divergencias con su padre, también policía, con sus crisis personales y de identidad, y todo ello enmarcado en una Varsovia gris, fría, triste y cínica, en la que las ideas, valores y sentimientos personales entran en ocasiones en conflicto con los oscuros intereses de los poderes en la sombra.Operación Jacinto Película descarnada, dura y, a veces nihilista, con un gran final nada complaciente con el espectador, pero coherente con el desarrollo de la trama. La recomiendo sin reservas.Operación Jacinto

Steve Jobs

Drama Historia
6.8

Biopic del mítico empresario y programador informático Steve Jobs (1955-2011), centrado en la época en la que lanzó los tres productos icónicos de Apple. Steve Jobs Critica: He de confesar que en mi casa nunca ha habido ni un solo producto de Apple, por lo que mi admiración hacia este señor es más bien escasa. Los motivos que me llevaron a ver esta película, además de que me gusta ir al cine, son principalmente dos y tienen nombre y apellidos: Danny Boyle y Michael Fassbender. Del primero podemos decir que probablemente sea uno de los directores británicos más influyentes de las últimas décadas, con obras a sus espaldas como Trainspotting (1996) o la ganadora del Oscar Slumdog Millionaire (2008). Sobre el segundo diremos que le abala su pasado (Hunger, Shame o 12 años de esclavitud), le reafirma su presente y nos ilusiona su futuro. Un actor a tener en cuenta. Steve Jobs Pero bueno, centrémonos en la película. Personalmente, me ha gustado mucho, y además creo que funciona a diferentes niveles. El primero. y puede que más importante, es que entretiene. Y no es para nada sencillo que un filme de 2 horas sustentado a base de diálogos lo haga, pero está claro que la excelente banda sonora (con una enorme presencia de Bob Dylan) y su dinámico montaje ayudan a conseguirlo. Y aquí hay que hacer un inciso. Si bien es cierto que existe una máxima en el audiovisual que dicta show, don't tell, no es menos cierto que presenciar un film con buenos diálogos a través de buenas interpretaciones es una de las mayores delicias para los amantes del 7º arte. Y en esta película los hay. Además, no hay que olvidarse de la dificultad que supone escribir diálogos aceptables para la gran pantalla, sin duda la parte más compleja a la hora de construir un guión. Ya que hablamos del guión, vamos a profundizar un poco en su estructura. Tres actos claramente diferenciados al más puro estilo aristotélico con dos poderosos clímax más o menos claros y situados correctamente. Me llama especialmente la atención el planteamiento de la historia y su fantástico uso de la elipsis. Como buenos voyeurs que somos (¿por qué sino veríamos películas?), se nos ofrece lo que habitualmente no se muestra y, en este caso, donde ocurre lo más interesante: entre bastidores, los cual nos recuerda algo a Birdman (2014). Si quisiéramos ver las presentaciones de los productos iríamos a YouTube, no al cine, pero aquí se nos cuenta lo que hay detrás de ellas. Steve Jobs Otro de los niveles a los que funciona es al interpretativo. Uno de los motivos por los que las 2 horas de metraje no se hacen pesados es por el gran nivel del elenco (y de sus diálogos también). Aunque todos los secundarios rayan a buen nivel, es sin duda el principal, Michael Fassbender, el que carga el peso del filme a sus espaldas. Y es que su enorme trabajo a la hora de dar vida al antisocial y perfeccionista Steve Jobs seguro que no pasa desapercibido para la Academia. Steve Jobs

Los herederos de la tierra

Drama
6.4

En 1387, las campanas de la iglesia de Santa María de la Mar siguen sonando para todos los habitantes del barrio de la Ribera, pero uno de ellos escucha su repique con especial atención... Hugo Llor, hijo de un marinero fallecido, a sus doce años trabaja en las atarazanas gracias a la generosidad de uno de los prohombres más apreciados de la ciudad: Arnau Estanyol. Pero sus sueños juveniles de convertirse en constructor de barcos se darán de bruces contra una realidad dura y despiadada cuando la familia Puig, enemiga acérrima de su mentor, aproveche su posición ante el nuevo rey para ejecutar una venganza que llevaba años acariciando.Los herederos de la tierra Critica: Digna coproducción entre Tv3 (televisión pública de Cataluña) y AltresMedia (Antena 3 España), secuela de ‘La catedral del mar’, ambas basadas en las novelas homonímas del escritor Ildefonso Falcones. La dirección es de Jordi Frades quien realizo para Tve1 (televisión pública española) las serie histórica "Isabel" (2012) o para la tv3 la comedia "Jet Lag" (2001). Sin haber leído la novela esta serie de 8 capítulos con una duración de 60’, es una buena serie de época teniendo en cuenta el presupuesto invertido. Es, como su antecesora, un verosímil retrato de la Edad Media, y como tal, violento, que no cae en estereotipos de algunas series de época (ascensos sociales, salvarse de condenas por situaciones milagrosas, violencia injustificada, sexo gratuito…).Los herederos de la tierra Hugo, protegido de Arnau Estanyol, es el protagonista de ‘los herederos de la tierra’. A través de él, de origen humilde, se exemplifican las problemáticas de la época: discriminación contra los judíos (que ya vivian segregados en el Call de Barcelona), condenas públicas (azotes públicos, decapitaciones, cadenas perpetuas en galeras…), abuso de poder de la nobleza, barbaridades en nombre de la religión cristiana (respaldada por la Santa Inquisición) o supersticiones (brujería, hijos del demonio). Las actuaciones todas son correctas, incluyendo a actores de TV catalanes o españoles de nuevas y antiguas generaciones. No es una superproducción o una super serie que te hará saltar de tu butaca, pero ni produce vergüenza ajena ni es inverosímil y eso ya es mucho de agradecer en las producciones actuales. Juntamente con "Paquita Salas", "La Catedral del Mar" y "Herederos de la Tierra", lo único memorable donde Netflix España ha invertido.Los herederos de la tierra

La canción de los nombres olvidados

Drama
6.5

En pleno estallido de la Segunda Guerra Mundial, el pequeño Dovidl llega a Londres como refugiado judío desde su Polonia natal. Con solo 9 años es un prodigio del violín, lo que propicia su acogida en una destacada familia británica, que le integra como un hijo más y promociona sus estudios musicales. La canción de los nombres olvidados Critica: Tim Roth vuelve al mundo de la música, que ya tocó (nunca mejor dicho) en “La leyenda del pianista en el océano”. En esta historia, el protagonista busca a su amigo violinista de la infancia, después de perderle la pista durante muchos años, con una amistad que se remonta a la Segunda Guerra Mundial. Así que tenemos drama, una pizca de Historia, algo de música (lo cual sí está bien), y dos líneas argumentales en diferentes épocas. Pero el resultado es bastante fallido, por desgracia. El guion trata de estar bien construido, y es un drama triste, pero demasiado lento. Se echan en falta secuencias con más intensidad dramática o que aprovechen mejor las circunstancias de la guerra y la condición del niño. Debe de ser que otras películas con judíos me han emocionado muchísimo más que esta, y no creo que sea necesario recordar ningún título, pues son obvios. Tan solo salvaría el duelo de violines en el búnker, donde contrasta lo mejor y lo peor de la especie humana. Por otra parte, la investigación de Tim Roth es aburrida no, lo siguiente. Y tras media película, por fin podemos ver a Clive Owen (el supuesto coprotagonista) con una barba que deben de haberla comprado en la misma tienda donde hicieron la de Robin Williams en “Jumanji” y la de David Duchovny en “Expediente X: Creer es la clave”. Es decir, que es más falsa que una moneda de 3 euros. La conversación que tienen en el coche, o la dichosa cancioncita en la sinagoga, deberían ser escenas recetadas como somnífero eficaz. Yo diría que es un drama con mucho potencial, pero que se ha desperdiciado completamente a la hora de desarrollarlo, quedando en una película muy tediosa y con fragmentos que dan ganas de darle al avance rápido o directamente dejar de verla.