Impúdica

4.6
La novelista de misterio Grace Miller tiene instinto cuando hay que encontrar un motivo... y necesitará su experiencia para ayudar a resolver el asesinato de su hermana.Impúdica Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Impúdica
[quads id=1]

Comentarios

También te puede interesar

La teoría del todo

Drama Romance
7.9

La película gira en torno a la vida de Stephen Hawking, el importante teórico y divulgador científico que cambió la historia de la ciencia y la tecnología moderna para siempre. La película se centrará en la relación que mantuvo el británico con Jane Wilde, su primera mujer, con quien contrajo matrimonio después de que le diagnosticaran una enfermedad por la que no le quedaban más de dos años de vida. La teoría Critica: Ahora bien, el espectador que busque una inmersión total y absoluta en la ciencia trascendental de Hawkins puede quedar decepcionado, pues la cinta se basa en el libro escrito por su primera esposa, Jane, y gasta más minutos en el romance y en la vida personal del genio que en sus genialidades astrofísicas (aunque tampoco estamos hablando por fortuna de un completo folletín rosa, "La teoría del todo" busca el equilibrio y en ella nos encontramos con potentes detalles que van desde la búsqueda de una única fórmula que explique el origen del universo... hasta la búsqueda de una tecnología que permita (lo que no permite la ELA) a Hawkins dar a conocer al mundo toda su intacta erudición. Además, el romance, aunque pueda gastar más minutos de los deseados, está tratado con acierto, delicadeza y madurez... algo que no es lo habitual en los largometrajes folletinescos)... y esto acaba siendo una rémora que el metraje arrastra consigo impidiendo que hablemos de una obra maestra inolvidable. La teoría El tronco de la narración es, pues, la historia de amor entre Stephen y Jane Hawkins. Una historia de amor tan natural y sentimental como tenaz y sólida. Así, "La teoría del todo" nos narra la vida de Hawkins desde que es un vital, optimista y "friki" estudiante de Cambridge hasta que es recibido en audiencia por la reina de Inglaterra. Durante este periodo observaremos su romance con Jane, los síntomas degenerativos de su enfermedad, su diagnostico, su evolución, su doctorado en Cambridge, la redacción de su libro científico-divulgativo "Una breve historia del tiempo" y su éxito y relevancia a nivel mundial y científico. Todos estos acontecimientos del film se afectan entre ellos, y están genialmente interconectados. (El guión es natural y medrado (está bien escrito y, gracias a él, la multitud de sentimientos y reflexiones que nos despierta (la rabia al observar la vida que pudo tener el protagonista y no tuvo, las alegrías de amor familiar que experimenta, los sentimientos de pena, de triunfo, etc.), se transmiten sobremanera; la historia de amor se relata con sencillez y tacto pero también con complicidad y empatía, el compadreo universitario y la amistad se empapa en el espectador como algo encantador, las apuestas investigadoras de Hawkins en el film son llamativas, relevantes y trascendentes (y aupan al espectador que queda atraído por cual será la conclusión y las consecuencias de estos estudios), y el drama de la floración de la ELA en Hawkins se convierte en una desventura multidimensional, cargada de momentos agridulces, con un protagonista que ya nos ha calado completamente como un buen joven ignorante de cual será su destino, un destino que le tiene preparadas muchas trabas y alguna que otra satisfacción (pues Hawkins siempre supo que el cerebro no está afectado por esta enfermedad y, aunque los médicos le dieron una esperanza de vida de 48 meses (y, para el asombro de los médicos, el genio ya va por los 72 años) decidió seguir con su vida como quiso y planeo: se casó, tuvo hijos y siguiThe ó con sus estudios e investigaciones). The Theory of Everything La teoría

Buscando un amigo para el fin del mundo

Ciencia ficción Comedia Drama Romance
6.4

Un hombre (Carell), abandonado por su mujer la víspera de la caída de un meteorito que destruirá la Tierra, decide buscar a su novia de la adolescencia y para ello cuenta con la ayuda de su joven vecina (Knightley). Seeking a Friend for the End of the World Buscando un amigo Critica: Seeking a Friend for the End of the World" entra en el saco de esas producciones modestas con etiqueta 'Sundance' que pueden pasar por historias mínimas y que tratan el fantástico como una simple excusa para desarrollar a personajes aferrados a la realidad. En este caso, su título es bastante aclaratorio con respecto a elemento elegido: el ¿inminente? fin del mundo, un par de personajes solitarios que terminarán por encontrarse y que de primeras son complementarios (él, retraído, ella, alocada) hasta terminar por convertirse en uno. No falta la historia de amor, por supuesto, pues es una sobre dos almas perdidas que se encuentran en el momento menos adecuado. La película es amena, muy amable y fácil de ver. Pero nada más. Buscando un amigo El problema no es que no desarrolle su 'excusa' (no hace falta) si no que la relación entre los personajes no es suficientemente interesante como para que estemos pendientes todo el rato de lo que está pasando. Carrell funciona muy bien como actor dramático, eso ya lo sabíamos (véase Pequeña Miss Sunshine) pero Keira no está tan dotada para la comedia (su personaje carga con ese rol, por exageración), limitándose a poner su famosa "cara de tiburón" (ver "Un método peligroso") y mirada perdida durante casi todo el metraje. El elemento anárquico aquí suma sólo algunas veces, las suficientes para que la película no se derrumbe pero nunca tanto como para que se eleve. El ejemplo contrario (aunque un poco cogido por los pelos) sería el de "Moonrise Kingdom": dos personajes fuera del sistema que se encuentran e inician una aventura. Ahí sentimos sus anhelos, pero aquí no. Al final, esta road movie emocional tiene una clausura muy adecuada pero no es capaz de contar nada nuevo. No molesta verla, insisto, está por encima de la "fórmula" independiente, pero por los pelos. Para un domingo por la tarde. Buscando un amigo

Valley of the Gods

Drama
6.1

Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Valley of the Gods

La llamada del diablo

Suspense Terror
5.5

Situada en el otoño de 1987. Tras la inesperada muerte de una anciana sospechosa de ser bruja, un grupo de amigos que la atormentaba se ven obligados a llamar a un teléfono instalado en el interior de ataúd. Sin embargo, alguien al otro lado de la línea les contestará y les mostrará lo que es convertir su vida en un infierno.La llamada del diablo Critica: No es suficiente el haber necido en 1983, la inclusión de unos walkmans, la ausencia de móviles, las referencias a la saga de “Nightmare in Elm Street”, o unos vestuarios que, dado el actual relativismo de usos y costumbres en lo que uno se pone, poco pueden situar temporalmente a la audiencia, para rendir un homenaje al terror de los ochenta, y menos aún para garantizar la eficacia de “ambientación” de una historia en el ya lejano 1987, cuando uno contaba con apenas 12 tacos, y sabe perfectamente lo que haría falta para trasladarnos casi ocho lustros atrás.La llamada del diablo El set en el que se encuadra esta historia, a caballo entre lo real y lo onírico, no se prodiga más allá de algunas míseras sugestiones, de modo que si la acción se nos antoja en el presente, personalmente no habría notado la diferencia. De hecho, es triste que para algunos baste con no mostrar algunos cochinos artilugios para dejar por supuesto que nos encontramos en el pasado. Incluso según donde se vaya, todavía podemos encontrar teléfonos “de rueda”, pues simplemente porque funcionalmente aún sirven, y mostrarlo como algo exclusivo “de antaño”, ya podrían haber situado la acción en los 40, los 50, los 60 o los 70. Aunque, eso sí, otras cosas habrían encarecido un presupuesto que, por lo que se lee, más paupérrimo no podía ser. Woodward Jr., más decente como actor protagonista de series como “Hollywood East” (2010), o “Palmetto Pointe” (2005), que como realizador (en su catálogo sólo encontramos productos comerciales: The Good, The Bad and The Dead (2015), American Violence (2017), The Final Wish (2018)… sólo por citar algunas), se adentra en la temeridad de pretender hacer creer a la audiencia esta postiza evocación al cine de miedo de hace cuatro décadas. Con ello, parte de dos premisas erróneas, una sobre otra: primera, esta moda de ensalzar la cultura de los ochenta, a la que no quiero menospreciar un cierto toque nostálgico, pero que no legitima ni el 10% de las producciones cinematiográficas de aquél tiempo; y segundo, para contextualizar una historia en un tiempo determinado, hay que cuidar muy mucho todos los detalles; no sólo el peinado, la ropa y cuatro complementos, para “dar la impresión de…”La llamada del diablo

Rápidos y furiosos 7

Acción Crimen Suspense
7.3

De nuevo los problemas les persiguen. Sin conseguir librarse de la mancha de criminales de su ficha. Su pasado de larga trayectoria en las carreras ilegales les perseguirá y deberán hacer frente a las circunstancias de la única forma que saben. Cuando les pongan entre la espada y la pared idearán un plan para escapar del peligro en una trepidante carrera por salvar la vida y limpiar su reputación. Acción, persecuciones y un ritmo frenético en esta nueva entrega. Furious 7 Fast & Furious 7 Critica: Seamos sinceros y es que todos los que esperamos con ganas cada entrega de esta saga de “A todo gas” somos muy conscientes de que no vamos a verla ni por sus historia ni sus guiones ni por la interpretaciones de sus actores vamos para pasarlo bien y disfrutar de las escenas de acción cada vez más espectaculares e increíbles, es lo que yo llamo “cine palomitero” ese al que vas para sentarte en la butaca y no pensar mucho en si la historia es interesante o si lo que nos cuenta es creíble, NO, la finalidad es disfrutar viéndola y que la emoción que vemos en pantalla se trasmita y nos haga pasar un rato agradable y emocionante y eso esta saga lo sabe hacer como pocas. furiosos 7 Asi que una vez dicho esto y centrándonos en esta séptima parte vemos que mantiene el estilo de las dos últimas (5 y 6) rizando el rizo y mostrándonos escenas aún más increíbles y fantásticas que las vistas en las anteriores (tanque, caja fuerte, avión, etc…) pero con un ingrediente que en esta ocasión está mucho más potenciado que en ninguna de las anteriores y es la emotividad y la emoción en torno al personaje de Paul Walker ya que cada frase o escena en la que comparten con el resto del reparto en especial con Toreto ( Vin diésel) y Mia (Jordana Brewster) parece tener una doble intención y un especial cariño hacia el personaje de Brian, culminando en un homenaje final algo escueto para mi gusto pero efectivo y bonito. furiosos 7 Y es que como ya os he comentado no os diré mucho de la historia porque la verdad es lo de menos lo que si os diré es que es la parte con más acción de todas gracias a que es la que más duración tiene (2 h 30 min) y en donde los últimos 30 minutos será un no parar aunque yo me sigo quedando con el apoteósico final de la quinta. Algo que han sabido solucionar muy bien es esa conexión que tenía con la tercera parte que de manera muy simple y sencilla han sabido resolver de forma muy acertada (recordemos que los hechos de la tercera sucederían después de la sexta y antes y durante de esta séptima). furiosos 7

Terminator - La salvación

Acción Ciencia ficción Suspense
5.9

Nueva entrega de la saga de Terminator, que transcurre en un post-apocalíptico 2018, tras el día del Juicio Final. John Connor es el hombre destinado a liderar la resistencia de los humanos contra Skynet y su ejército de Terminators. Pero el futuro en el que a Connor le enseñaron a creer se ve alterado en parte por la aparición de Marcus Wright, un extraño cuyo último recuerdo es haber estado en el corredor de la muerte, y que afirma haber estado con Kyle Reese, el padre de John. Connor debe decidir si Marcus ha sido enviado desde el futuro o rescatado del pasado, todo en una carrera contrareloj mientras la Resistencia prepara su ataque final contra el corazón del centro de operaciones de Skynet. Terminator Salvation: The Future Begins Terminator 4 Critica: Recuerdo cuando fui al cine a ver Terminator 2. Recuerdo que fui con mi padre a un cine, solo uno, cuando las multisalas todavía no eliminaron de la faz de la tierra el encanto que tenían los antiguos cines. También recuerdo que la película me dejó fascinado por la fuerza de sus imágenes sus efectos visuales que marcaron un antes y un después (amén por el T-1000). Pero la cinta tenía un elemento que pese al espectáculo "titánico" no se descuidó: La emoción. Es la diferencia entre los productos y las obras de un artista, el sentimiento del que impregnas tu obra, con la que la mimas y le das forma. Terminador 2 tenía lo mejor de ser un producto y las mejores cualidades del cine, entre ellas, emocionar... Terminator Ha pasado mucho tiempo del día del juicio final, de los días de Jungla de Cristal, Arma Letal, Robocop y Terminator... Los tiempos han dado paso a la era digital, en la que esta nueva entrega de la saga tira de todo el dinero del mundo en escenas de acción tan espectaculares como poco creíbles. Os aseguro que cualquier comparación con las dos primeras entregas de la saga dejan en mal lugar a la película que nos ocupa (hasta hace que la tercera sea digna). Y es una lástima, ya que la película nos la vendieron muy bien. Trailers que quitaban la respiración, la supuesta bendición de James Cameron y un protagonista con credibilidad a partes iguales entre comercialidad y prestigio, Christian Bale. Terminator La película es atropellada, los personajes no se desarrollan y la acción en ningún momento resulta estimulante, ya que por mucho dinero y efectos me creo más los animatronics de Cameron que los CGI de McG. Ni los guiños a las anteriores películas hacen que se dibuje una sonrisa en mi cara, porque hay un punto en el que uno se da cuenta que el dinero mató a la creatividad, y que la emoción desapareció en el mundo digital. Terminator