Mirreyes contra Godinez 2: El retiro

7.182
A causa de una tentadora oferta para la empresa Kuri, se enfrentarán los Mirreyes y Godínez una vez más. Para resolver sus problemas, viajarán a un retiro corporativo en donde tratarán de volver a unirse como equipo.Mirreyes contra Godinez 2: El retiro Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Mirreyes contra Godinez 2: El retiro
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 06/08/2022 2.08 GB 72 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Círculo vicioso

Comedia Terror
6.4

Los años 80s. Un mediocre crítico de cine que escribe para una revista de horror, de repente se ve envuelto y participando de un grupo de autoayuda para asesinos en serie. Ahora, nuestro protagonista debe mezclarse con ellos para que no lo descubran, o de lo contrario él se volverá en la próxima víctima.Círculo vicioso Critica: Seguiremos a lo largo de una laaaaarga noche las aventuras de Joel, un crítico de cine de terror. Y es que cuando el bueno de Joel intenta demostrar a su compañera de piso, que su nuevo novio no es trigo limpio, se verá envuelto en un buen lio junto a varios asesinos en serie.Círculo vicioso Desde TerrorWeekend hace tiempo que seguimos la carrera del director canadiense Cody Calahan. Un nombre siempre vinculado al cine de género, creo que sus películas siempre han estado a un gran nivel, pero ha sido con Vicious Fun que alcanza lo máximo, aquí tenemos lo que cualquier fan del terror puede pedir, nos da eso, y mucho más. La historia es obra del mismo director, pero el guion lo firma James Villeneuve. Creo que la idea es genial y pese a no contar nada nuevo, el ritmo impreso por Calahan sumado a los constantes guiños y referencias al cine de los ochenta y noventa hacen que no dé tiempo a encontrar nada malo a esta cinta. Tal vez lo único que podemos reprocharle sea su falta de originalidad a la hora de narrar la historia, pero como dije antes para mí, queda totalmente compensado por todos esos momentos que te hacen esbozar una sonrisa. Mención aparte requieren las actuaciones, comenzando por la dupla protagonista, Evan Marsh y Amber Goldfarb, los cuales tienen mucha química en pantalla, pasando por el elenco tan variopinto de enemigos, cada uno dibujado a la perfección y que podrían servir para un spin off o una serie de comics, realmente están todos brillantes.Círculo vicioso Debo destacar también esa magnífica banda sonora, compuesta por Steph Copeland, la cual ya ha trabajado con anterioridad con el director. Para esta ocasión la elección del sintetizador es sin duda totalmente acertada, pues te traslada directamente a esas cintas ochenteras repletas de hombreras, permanentes, chupas de cuero y mucho “cringe”. En conclusión, Vicious Fun, es la película perfecta para nostálgicos y amantes del terror y el fantástico ochentero. Si lo que buscáis son guiños y referencias a toda esa rica cultura pop, sumado un buen gore, acción, chascarrillos, sintetizador por un tubo y personajes de lo más variopintos, sin duda no saldréis defraudados. Pero todos aquellos que buscáis algo nuevo, o simplemente no comulgáis con este tipo de cintas nostálgicas, ésta no es vuestra batalla.

Daisy Quokka, ciudad santurario

Animación Comedia Familia
6.5

Cuando un insoportablemente adorable y eternamente optimista Quokka llamada Daisy quiere lograr lo imposible: ganar el campeonato anual de 'El animal más aterrador del mundo', solicita la guía de un ex campeón, un malhumorado cocodrilo de agua salada, para que la ayude a lograr su objetivo. sueña y demuestra que los campeones pueden venir en todos los tamaños.Daisy Quokka, ciudad santurario Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Daisy Quokka, ciudad santurario

Te quiero como amigo

Comedia Romance
6.4

Thibault, un romántico optimista, cree que su suerte podría cambiar cuando las chispas vuelan entre él y Rose. ¿Pero conseguirá pasar de mejor amigo a novio?Te quiero como amigo Critica: *No es como otros tíos, es peor Thibault (Mickaël Lumière) no es como los demás tíos, eso queda claro desde el trailer. Él es sensible, servicial y un romántico empedernido que trabaja como enfermero pediátrico y dedica parte de su jornada laboral a ponerles canciones a los enfermos en coma. En definitiva, Netflix quiere hacernos creer que Thibault es un buen tipo que busca conexiones profundas y verdaderas. A él no le interesan los líos de una noche y sueña con encontrar a la chica de sus sueños.Te quiero como amigo La chica de sus sueños es, por lo visto, Rose (Eva Danino), de la que se enamora a primera vista cuando la conoce en una despedida de soltera a la que ha ido con sus tres mejores amigas. Las de él, no las de ella. Rose es la clase de persona que tiene una marca de ropa para bebés y ha diseñado un traje que funciona como una bayeta, perfecto si quieres que tu hijo te barra el suelo mientras gatea. Dejando de lado la explotación infantil que esto supone, Rose es a ojos de Thibault la mujer de su vida, aunque solo ha pasado una noche con ella (solo hablando, claro). El problema es que Thibault tiene serias dificultades para comunicar sus sentimientos e intenciones y acaba cayendo en la friendzone, o lo que es lo mismo, Rose solo lo ve como un amigo.Te quiero como amigo Esto supone un drama del que no sabe cómo salir. Sus amigas, de las cuales también estuvo enamorado en su día, le aconsejan que tiene que dejar de ser como es (¿con amigas como ellas quién quiere enemigas, verdad?). Entre las tres le enseñarán a convertirse en un seductor, en un hombre que sabe bailar, que madruga todas las mañanas para salir a correr y que no se muestra siempre tan disponible. Así es como Thibault acaba inventándose una nueva personalidad solo para intentar conquistar a Rose. Es un plan sin fisuras, ¿Qué puede salir mal? *Ideas nocivas sobre el amor y la conquista

Puertorriqueños en París

Comedia
5.4

Dos detectives de la policía de Nueva York Puerto Rico se dirigen a París para localizar a un bolso robado. París Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. París Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. París

Kingsman: El servicio secreto

Acción Aventura Comedia Crimen
7.6

Un veterano agente secreto inglés (Colin Firth) debe entrenar a un joven sin refinar (Taron Egerton), pero que promete convertirse en un competitivo agente gracias a un ultra-programa de entrenamiento, al mismo tiempo que una amenaza global emerge procedente de un genio retorcido. Adaptación del cómic de Mark Millar y Dave Gibbons. Kingsman Critica: Pero no hay peligro. Aunque alucinarás. Ahora bien, se recomienda liberarse de prejuicios y de rebuscar críticas a la acción. Esa no es la manera de plantarse ante un Kingsman, hay que tener modales. Incluso con Sofía, aunque sea una tía muy cortante. Al principio puede temerse marginalidad a tope por ver a un chaval en un entorno macarrilla, y por otro lado, viendo a un snob tan estirado pues que tendremos que aguantar las chulerías de rigor, pero tampoco hay cuidado. Colin Firth sabe ganarse nuestro respeto. Kingsman También puede tenerse la impresión que te suene todo lo que sucede. Es verdad. Los planes de Samu, el señor Valentine, para entendernos, se me ocurre que son del tipo de aquel jefe de Spectra cuando se ponía tierno y empezaba a preocuparse por el ecosistema y a declarar la guerra al mundo, que no hacía más que contaminar. Qué tiempos. Así surgen las organizaciones secretas, para hacerles la competencia. Aquí pasa lo mismo, pero sin problemas porque la película va con la actualidad, sí señor, aire fresco, tiempos modernos: los políticos han desbancado a Spectra, jeje. Puede haber cosas vistas, por tanto, pero con un trato completamente diferente. O a otro ritmo. Kingsman Y es que alucinas con la disco y desde luego, con el ritmo. ¡Y qué bien se conecta con la perspectiva pop de los setenta! Desde Dire Straits a nuestros días con el tío ese que batió todos los records de salto desde la estratosfera con un equipo de astronauta, desde la estratosfera o desde por ahí arriba más o menos. ¡Cuántos satélites habrá en órbita ahora mismo! Los satélites no pueden faltar... ¿Los han recuperado para los nuevos guiones de espías o sencillamente es que ya forman parte de nuestro entorno natural como lo forma una tarjeta SIM? ¿Y el zapato con puñal? Señal que marcó estilo en su día. Kingsman: El servicio secreto Kingsman

Un jefe en pañales

Animación Comedia Familia
6.4

La llegada de un hermanito trastoca por completo la idílica vida del pequeño Tim, hasta entonces hijo único de 7 años y el ojito derecho de sus padres. Su nuevo hermano es un peculiar bebé, que viste traje y corbata y lleva maletín. Tim comienza a sospechar de él, hasta que descubre que puede hablar. Un jefe en pañales Critica: Una animación infantilmente entretenida que bien podría dar para una serie. "Un jefe en pañales" (2016) tiene bastante onda pese a lo "tirada de las mechas" que aparece en el papel, pero concuerda con la premisa que no hay historias aburridas sobre niños y bebés cuando el factor imaginación es invocado. Un factor a favor de esta comedia infantil es su rapidez. Es sumamente ágil para avanzar y contar su trama con simpleza y enfatizando lo impredecible de la imaginación. Y es que aunque suene redundante, ese es su tema clave y todo gira en torno a ella. Pese a lo básico que pudiera sonar, si le sumamos el humor en dosis suficientes para cada sketch y con mucho de tono blanco, más algún tips sentimental, da una película de animación más que correcta con la salvedad que se dará mucho mejor en públicos sub 13, pero encajará también en el resto. "Un jefe en pañales" o "El bebé jefazo" es divertida. Puede pecar de infantil pero no puede obviar aquello por su temática, y se da maña para entretener de forma muy sana. Es interesante como lleva al cine los recuerdos de series como"Rugrats" o "El mundo de Bobby". Una cinta familiar, sencilla, juguetona y recomendable pese a ser bastante básica. Funcional. Recomendación: Entretenida. Es al menos interesante lo que logra y podría perfectamente funcionar como serie de tv, tiene esa liviandad.