No me dejes marchar

7.1
Cuando Max (John Cho), padre soltero, descubre que tiene una enfermedad terminal, decide intentar compensar todos los años de amor y apoyo que se perderá con su hija adolescente Wally (Mia Isaac) en el tiempo que le queda con ella. Con la promesa de unas ansiadas clases de conducción, convence a Wally para que le acompañe en un viaje por carretera desde California hasta Nueva Orleans para asistir a una reunión de antiguos alumnos de la universidad, en la que secretamente espera reunirla con su madre, que les abandonó hace tiempo.No me dejes marchar Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.No me dejes marchar
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 19/07/2022 1.89 GB 91 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Lina de Lima

Drama
6.3

En los días previos a Navidad, han pasado 10 años desde que Lina viajó a Chile para trabajar como empleada doméstica, dejando a su hijo con su madre en Perú. Manuel, un ex jefe, le pide que supervise la construcción de una piscina para su hija Clara, en su nueva casa. En una vivienda parcialmente habitada, Lina pasa sus días cuidando a Clara mientras sale a escondidas por la noche para tener sexo casual con extraños que la enfrentan con su dolorosa soledad.Lina de Lima Critica: Lina es una mujer peruana, aún joven, que trabaja como empleada doméstica de una familia acomodada en Santiago de Chile. Separada, tiene un hijo preadolescente en Lima que vive con su madre. Entre sus tareas, se encuentran cuidar a la hija prepúber del matrimonio y supervisar la construcción de una piscina en una de sus propiedades. La encontramos en vísperas de su viaje a Lima para pasar las fiestas navideñas con su familia. Pero surgen complicaciones. Lina de Lima es un relato cautivador, donde el personaje interpretado por Magaly Solier (en una interpretación estupenda) nos conquista desde el primer momento. Y no es que resulte entrañable o carismática por simpática sino por su manera de desenvolverse, por su devenir, por cómo afronta las frustraciones de relacionarse con sus seres queridos a distancia, por la manera en que se vincula con su cuerpo y con los hombres, por el camino emprendido, por lo que calla. Y, porque en una acertadísima decisión de su directora, María Paz González, Lina nos relata sus estados de ánimo e introduce la cuota de melodrama en maravillosos números musicales con ritmos peruanos que va intercalando en el relato, revelando la diva que lleva adentro y que también despunta en otros pasajes de una película. Más allá de las diferencias de época, resulta inevitable compararla con la Cleo de la película Roma, de Cuarón y, acaso, nos hallemos frente a una responsable pero resuelta anti-Roma.

El padre que mueve montañas

Drama Suspense
6.1

Mircea, antiguo agente de Inteligencia, recibe la noticia de que su hijo se ha perdido en las montañas y viaja al lugar para encontrarlo. Después de días de búsqueda, Mircea reúne a su propio equipo de rescate, generando un conflicto con la patrulla local.El padre que mueve montañas Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.El padre que mueve montañas

Una entrevista con Dios

Drama Misterio
6.6

Un ex veterano de guerra y actualmente periodista comienza una entrevista con alguien que dice ser Dios. Una entrevista con Dios Critica: “Una entrevista con Dios” es una película dirigida por Perry Lang y escrita por Ken Aguado. Está protagonizada por David Strathairn, Brenton Thwaites, Yael Grobglas, Hill Harper y Charlbi Dean Kriek. “Una entrevista con Dios” nos cuenta la historia de un ex veterano de guerra y actualmente periodista (Brenton Thwaites), quien comienza una entrevista con alguien que dice ser Dios (David Strathairn). La película presenta una idea bastante interesante e incluso con el tráiler puede llegar a atraparnos por simple curiosidad. Si bien la cinta mantiene esa incertidumbre y dentro de todo tiene ese plus de singularidad, decae demasiado con el pasar de los minutos. Los diálogos y todo lo que se habla en relación a la entrevista no es nada que no hayamos visto ni oído en series, films o hasta en nuestras clases de catequesis. Puede llegar a tener cierto trasfondo lo que se nos muestra y se nos dice no solo sobre el mismo Dios, sino también de la salvación, de todos los problemas que presenta el mundo (enfermedades, guerras, etc.) pero realmente tampoco es una película que te deje pensando o reflexionando sobre lo que ves o lo que escuchaste. Todo, a su vez, está envuelto en un drama principalmente enfocado en el personaje de Brenton, que está bien delineado. Este personaje es el que presenta un desarrollo más logrado y que se sustenta a partir de una excelente actuación, mostrando las diversas facetas que el protagonista tiene que mostrar (felicidad, ansiedad, tristeza, desesperación); mientras que Dios (Strathairn), como mencionamos antes, resulta un rol interesante pero se queda bastante corto con lo que podemos esperar de él. La banda sonora se complementa bastante bien no solo con la historia sino con la ambientación que presenta la cinta y los pocos escenarios presentes en la trama. La fotografía también está muy buena, sobre todo con los lugares exteriores que podemos ver. En resumen, “Una entrevista con Dios” tenía una buena propuesta para dejar un mensaje o profundizar más la relación entre Dios y el hombre, quedándose bastante corta pero con un drama bien logrado.

El engaño

Drama
6.1

Con el fin de ser reintegrada su credibilidad y recuperar la custodia de su hija, una abogada ex-adicta, ahora en recuperación y en la libertad condicional, debe llevar la apelación de una mujer injustamente condenada por asesinato. Se enfrentará a policías corruptos, un sistema roto, y a sus propios demonios. The Trials of Cate McCall El engaño Critica: Tiene un tratamiento aparatoso de los hechos, mezclando temas judiciales con temas familiares con pinceladas muy superficiales y simplistas de lo que les ocurre a los personajes, sin llegar a resultar convincentes en algunos aspectos. En el reparto podemos encontrar al veterano Nick Nolte, en un papel secundario fácil de interpretar y lleno de carisma, acompañando a la abogada encarnada por una correcta, Kate Beckinsale, que intenta alejarse de la imagen de belleza florero e intenta ofrecer una interpretación convincente, sin conseguirlo por completo. La intérprete, como cara bonita, no tiene precio, pero en los momentos que se requiere aportar cierta profundidad a su personaje, falla y no convence.El resto del reparto cumple con solvencia, destacando la labor de la protagonista del caso judicial, Anna Anissimova, que ofrece un notorio cambio de actitud, llegado el momento. Cabe mencionar la aportación de otro veterano como James Cromwell, que sigue aportando cosas interesantes. El engaño Las pruebas e investigaciones que va realizando y encontrando la abogada, van potenciando el interés del espectador en los sucesos, logrando mantener la atención del espectador gracias a los numerosos incentivos que se va encontrando a lo largo del relato. En algunos momentos, los problemas personales de la protagonista llegan a molestar, al estar presentados de forma torpe, pero logran ofrecer un paralelismo entre su vida y la de la acusada, ayudando a comprender su interés y dedicación con el caso. En su afán por aportar giros arguméntales, los responsables de la película caen en el error de abusar de éstos y terminar por ofrecer un desenlace sorprendente, al tiempo que previsible, puesto que desde que se resuelve el primer juicio de forma tan precipitada en seguida despierta las sospechas del espectador más agudo.El engaño

Retratos de una guerra

Drama Romance
6.6

En 1941, una joven aspirante a artista de 16 años y toda su familia son deportados a Siberia en medio del brutal desmantelamiento de Stalin de la región báltica. La pasión de la joven por el arte y su esperanza incorrompible tratarán de imponerse a la dramática situación.Retratos de una guerra Critica: Una burda falsificación de la historia, ya que en 1941 la URSS había sido invadida por los nazis. Falsos los uniformes, falsos los trenes... ¿con ciudadanos lituanos que hablan durante TODA la película en el más puro inglés norteamericano? Claro, es la historia de Lituania escrita por norteamericanos... las mismas mentiras de siempre. No cierra por ningún lado. Al menos,deberían aprender a mentir y falsificar.Retratos de una guerra Bel Powley honra con su buena actuación un filme que se pierde en la inmensidad blancuzca de la nieve y el odio por su falta de nexos con el contexto histórico. Fue un terrible período sí, pero faltó situar mejor al espectador dentro de la coyuntura. Cruel, fría y visceral. Es como la superficie de Schindler's List (Spielberg, 1993) pero sin los 10 años de investigación y estructura que le costaron al niño de oro de Hollywood.Retratos de una guerra

Let Them All Talk

Comedia Drama
5.6

Una famosa autora junta a sus amigos para divertirse y cerrar viejas heridas en un crucero, con su sobrino allí para hablar con las chicas y enamorarse de una joven agente literaria.Let Them All Talk Critica: Reconozco que me atraen las películas de reencuentros, donde varios personajes con un pasado común van deshojando sus frustraciones, reproches y secretos. Es un subgénero que admite muchos enfoques y se ha explotado hasta la saciedad, pero con un buen guion y actores competentes sigue funcionando. En “Déjales hablar” tres mujeres mayores que fueron amigas en la universidad y siguieron caminos distintos comparten travesía en el Queen Mary 2, con la excusa de acompañar a la más exitosa de las tres, escritora de prestigio, a la entrega de un premio. Dicho así, parece un argumento trillado, que solo pueden sostener actrices del talento de Meryl Streep, Dianne Wiest y Candice Bergen, pero la película de Soderbergh es mucho más que eso, para bien y para mal. Empiezo por ¿lo malo?: Ocurre con algunas películas de este director (por ejemplo “Efectos secundarios”), que una no sabe muy bien a qué atenerse. Transita por varios géneros sin asomo de rubor, usando una fotografía realista y cierto toque documental. No considera necesario establecer fronteras, ni declararse rojo o azul, así que puede frustrar a quienes necesiten concreción. Dicho de otro modo: ¿usted es de derechas o de izquierdas?, ¿esto es un drama o una comedia?Let Them All Talk Lo bueno es todo lo demás: Los específicos conflictos de algunos personajes me resultan interesantes. Por ejemplo, Alice (Meryl Streep) mira por encima del hombro a un escritor superventas con el que coincide en el viaje y hace un comentario sutilmente hiriente a propósito de que tarda, como mucho, cuatro meses en completar una novela. Para ella cada palabra debe ser tan precisa, tan específica, tan única, que no está satisfecha con nada. A lo largo del filme reitera su admiración por una escritora inglesa que murió sin obtener ningún reconocimiento y que incluso tras su muerte (hecho que suele dar puntos a los artistas) solo es apreciada y comprendida por un selecto grupo. Sus compañeras de viaje, que se ven obligadas a leer una novela de la citada escritora, prefieren mil veces las tramas trepidantes del prolífico escritor de novelas de suspense.