The Only One

5.5
Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.The Only One
[quads id=1]

Comentarios

También te puede interesar

Noche en el paraíso

Crimen Drama Suspense
7.4

Un gángster intenta limpiar su vida para cuidar a su hermana y sobrino enfermos. Pero alguien que lo apuntaba accidentalmente los mata en su lugar. En estado de shock, decide vengarse.Noche en el paraíso Critica: Una necesidad de cambio El protagonista de Noche en el paraíso (Night in Paradise) comienza con la idea de que su vida tiene que cambiar. Tae-Gu (Eom Tae-gu) trabaja para el clan mafioso de Mr. Yang (Park Ho-San) con gran eficiencia. Tan es así, que un peligroso clan rival trata de atraerlo hacia sí y que cambie de bando. Tae-Gu no está dispuesto. Su cabeza ahora mismo está puesta en centrarse en su hermana enferma, y en su pequeño sobrino. No obstante, cuando parece que Tae-Gu va a enfilar un camino más familiar, sus allegados son asesinados. Todo indica que son los enemigos del clan de Mr. Yang. Tae Gu, furioso acomete contra los presuntos asesinos de su hermana y de su sobrino con una violentísima venganza.Noche en el paraíso Como las represalias no se harán esperar, Mr. Yang decide enviar a su sicario a una isla, fuera de la península de Corea, durante una semana, como paso previo a su huida a Rusia. En esta isla convivirá con un pescador, que tiene un peligrosos pluriempleo, y su hija Jae – Yeon (Yeo-bin Jeon) que, de forma similar a su hermana, es una enferma terminal. Entre Tae-Gu y Jae-Yeon surge un extraño entendimiento, y cierta afinidad. Pero el pasado no se da por vencido, y también vendrá a buscar a Tae-Gu a esta isla. Noche en el paraíso (Night in Paradise) tiene en el planteamiento de su trama todas las característica esenciales de un thriller coreano canónico, particularmente en el apartado de organizaciones mafiosas. Aun así, tiene una singularidad que es potenciada, y que resulta decisiva en el resultado final de la película. El fatalismo, un sentimiento melancólico de la existencia, que hace que dentro de Noche en el paraíso (Night in Paradise) haya un marcado contraste estilístico.Noche en el paraíso

Mi psicólogo imaginario

Comedia Drama
5.8

Una comedia romántica -con un poco de drama y mucho de realismo mágico- que tiene las enfermedades mentales como telón de fondo, pero siempre desde un punto de vista positivo. En "Los consejos del Dr. Bird para poetas tristes", Lucas Jade Zumann interpreta a James, un joven imaginativo y con gran sentido del humor que afronta la ansiedad social y la depresión usando un amigo imaginario: una paloma.Mi psicólogo imaginario Critica: No sólo es un auténtico y continuo "quiero y no puedo" por utilizar filtros de cámara mediocres, recursos gestuales desfasados por vergonzosos, y una banda sonora que no encaja; sino que además desborda machismo en cada uno de sus fotogramas.Mi psicólogo imaginario Para intentar salvar la taquilla, como si eso fuera posible, recurre con total fracaso a alguien de la talla de Walt Whitman. De modo que no te dejes llevar por el tráiler, esto no se parece a nada de Jean-Paul Jeunet, ni es una segunda parte de Las ventajas de ser un marginado. No es indie, es cutre.Mi psicólogo imaginario

500 días con ella

Comedia Drama Romance
7.2

Tom aún sigue creyendo, incluso en este cínico mundo moderno, en la noción de un amor transformador, predestinado por el cosmos y que golpea como un rayo sólo una vez. Summer no cree lo mismo, para nada. La mecha se enciende desde el primer día, cuando Tom, un arquitecto en ciernes convertido en un sensiblero escritor de tarjetas de felicitación, se encuentra con Summer, la bella y fresca nueva secretaria de su jefe. Aunque aparentemente está fuera de su alcance, Tom pronto descubre que tienen un montón de cosas en común. La historia de Tom y Summer cubre desde el enamoramiento, las citas y el sexo hasta la separación, las recriminaciones y la redención, todo lo cual se suma al caleidoscópico retrato del por qué y el cómo seguimos esforzándonos de modo tan risible y rastrero para encontrar sentido al amor… y esperar convertirlo en realidad. Days of Summer 500 días con ella Critica: Película vista un poco exclusivamente por Zooey Deschanel. Porque tras el trailer, viéndola a ELLA susurrar el ¨there is a light¨ de Los Smiths, era imposible resistirse a conocer a tu prototipo ideal de chica. ¿Y qué pasa? Pues que luego va a más, porque su modo de ser es lo que haría que cualquiera de nosotros fuésemos Joseph Gordon Levitt: no se decide, nos pone freno de antemano, nos para los pies, nos dice (apreciable en calidad de espectador pero no como implicado directo) que ¨eh, aprovecha cuanto puedas porque esto ni va a durar ni va a ser placentero¨ pero luego lo acompaña de 3 mohines y unas muestras de afecto espontáneas, irresistibles e inesperadas y, claro, pues de cabeza a ahogar las penas en alcohol, odio, misogínia y apatía. días con ella La peli, con un montaje no lineal, tampoco es nada nuevo. Cúmulo de referencias agradables (Sid & Nancy, Henry Miller, pintores varios, videojuegos del pleistoceno, Pixies, Smiths, Morrissey, , Belle & Sebastian, Star Wars, El Graduado y una parodia bastante curiosa del expresionismo y la nouvelle vague en general y Bergman en particular), diálogos creíbles y un conato de excentricidad algo chirriante en la escena en la que Joseph percibe otra realidad a causa de la aceptación por parte de Zooey y el posterior ayunte carnal, realidad coreografiada en una secuencia que no aporta gran cosa salvo la vergüenza ajena que producen los grupos de gente bailando con sonrisa grapada. O igual era a nivel metafórico, por lo de describir el necio estado de enamoramiento y como es apreciado de manera objetiva por los que no son partícipes de él... lo que sea. días con ella

WeCrashed

Drama
8.4

Inspirada en hechos reales, se desarrolla en torno a la historia de amor de sus protagonistas. En menos de una década, WeWork pasó de ser una empresa de coworking a convertirse en una marca global valorada en 47 000 millones de dólares. Solo un año después, su valoración descendió en 40 000 millones. ¿Qué pasó?WeCrashed Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.WeCrashed

The Pact

Drama
5.7

Karen Blixen de 63 años está en la cima del éxito y parece ser la próxima en ganar el Premio Nobel de Literatura. Tras dejar atrás su renuncia a la famosa granja en África para regresar a su Dinamarca natal y habiendo perdido al amor de su vida, ahora Karen se ha reinventado a sí misma como una sensación literaria. Ella sigue siendo un genio aislado. Sin embargo, su vida se tambaleará el día que conoce a un talentoso poeta de 30 años. Karen le promete el estrellato literario si él a cambio la obedece incondicionalmente, incluso a costa de perderlo todo en su vida...The Pact Critica: Esta gran película que llega a las desiertas salas de cine reservado para una minoría culta, y que aparece como caída del cielo entre tanta vulgaridad cinematográfica como la que los tiempos actuales no se cansan de mostrar, cuenta una época en la que la literatura tenía realmente calidad literaria, los años 40 y 50, cuando los clásicos universales saltaban como espuma a nuestras manos, como Hemingway, Fitzgerald....eran realmente un sueño.The Pact Si comparamos esa literatura con los betsellers actuales cargados de erotismo barato, aventuras fantásticas aún más baratas y con los mismos nombres publicados una y otra vez en lo que concierne a un atisbo de calidad literaria acabamos pidiendo cita al psiquiatra, mejor no comparar. El caso es que dejando de lado los lamentables tiempos actuales en el mundo de la cultura y del cine, llega esta ácida película, esa es la palabra que viene a mi mente. Y es que esta película es cruelmente brillante, es realista, elegante, hermosa, radiante, digna, deslumbrante, con clase. Detesta lo bajo, lo vulgar, lo cansino. Así era Karen Blixen, la popular autora de "Memorias de África" y de otras tantas obras que según ella fueron un éxito mundial por haber vendido su alma al diablo una noche hace ya demasiado tiempo... No conozco a nadie del reparto, pero verdaderamente no hace falta, ya que cuando hay talento lo demás sobra.The Pact Pues la veterana autora se encapricha de un autor joven y prometedor, de Thorkild Bjornvig, casado y con un hijo que ama a su familia, pero también a su carrera literaria. Blixen le propone un "pacto" como el que ella hizo con el diablo nunca mejor dicho metafóricamente, de que su obra sería inmortal a cambio de lo que ella le pidiera, y en este momento todo comienza para Thorkild. He leído en una crítica especializada que la fuerza narrativa de esta película la tienen las mujeres, es decir, la esposa abnegada que con el devenir de la situación pierde su estatus para revelar a ojos de su marido su verdadera naturaleza, la joven Grete interpretada por Nanna Skaarup Voss, y la baronesa Blixen, pero nada de eso creo que es verdad.

Yo soy Simón

Comedia Drama Romance
8.1

Simon Spier es un joven 16 años que no se atreve a revelar su homosexualidad, ya que prefiere esperar al musical que se celebra en secundaria. Pero un día, uno de sus correos electrónicos llega a manos equivocadas y las cosas se complican extraordinariamente.Yo soy Simón Critica: Volver la vista atrás puede llevarnos a la nostalgia del edén perdido… pero a también a la rabia de las dificultades y de los sinsabores que tuvimos que soportar cuando entonces. Y si bien esta tragicomedia está sobrecargada del más adocenado y banal tufillo del trivial género de adolescentes norteamericano – tecnicolor inmaculado, brillantez hedionda, optimismo ingenuo y desbordado – está también barnizada de cierto tono reivindicativo de la ‘normalidad diferente’ que la hace relucir con luz propia. Y con justicia. Cuando el cine de consumo de Hollywood – en uno de sus géneros más rancios y purulentos – abraza con normalidad, respeto y sincera empatía la reivindicación de la identidad gay de un adolescente empanado… entonces es que estamos en el buen camino de la tolerancia.Yo soy Simón Pero esta entrañable película es bastante más que la demostración palmaria que lo gay no sólo se ‘tolera’ sino que se entiende como una forma de ser distinta pero igual de respetable que cualquier otra, aunque hasta hace no tanto tiempo se pudiera abocar al suicidio (o el asesinato) de algunos adolescente por la fobia visceral que ciertos cromañones vocingleros y anacrónicos pudieran hacerles pasar las de Caín – con sus actitudes de odio y persecución – a compañeros más frágiles e inseguros que ellos, tal y como ocurrió, por ejemplo, con el estudiante Matthew Shepard (1976-1998) en Wyoming, que fue apaleado, torturado y asesinado por unos furibundos neandertales ‘heteros’, armados de antipatía, aversión y estacas por el mero hecho de que su víctima era un gay pacífico e indefenso. En apenas veinte años hemos pasado de lo más negro al más refulgente rosa sin apenas tener que pestañear (ni ponernos rímel). Ojalá no se detenga nunca esta venturosa evolución. Familia inmaculada. Problemas de catálogo de IKEA (montables y desmontables con garbo, soltura e intrascendencia). Amistades, relaciones y amoríos tan endulzados como rezumantes de golosa nata, recubiertos de sirope de fresa y ‘toppping’ de ositos de goma multicolores (o ‘Arco Iris’ para variar). Sin embargo, lo realmente reseñable es el modélico guión escrito por Elizabeth Berger e Isaac Aptaker, que sirviéndose del más trivial catálogo de personajes que pueblan estas comedias bufas y banales, consiguen revestir a todos los protagonistas con una envoltura acorazada de autenticidad que sorprende y reconforta, dotando a los diálogos de una inesperada hondura y honestidad que conmueve. Sería fácil desmontar o despreciar la película, tirándola al cubo de la basura de los productos de consumo frívolo, pero sería injusto: tiene algo que decirnos y lo hace con gracia,Yo soy Simón